lunes, 6 de julio de 2009

El Pasajero

El taxista me miró por el espejo. Elevando las cejas me dijo: "A dónde?". "Al centro" le respondí en automático. Una cuadra después le especifiqué el destino.

Rompimos el hielo con algunos temas trascendentales como el calor y la Gripe A. De la nada, me contó que era su último año como taxista. Lo miré intrigado y noté que bajo la espesa tintura negra y las marcas del tiempo, había una persona de más de sesenta años.

"Sabés qué? No doy más, Pibe. No creo que llegue a jubilarme". Las palabras se amontonaron en mi garganta. "Seguro que me pasa como a la Vieja, una embolia. Estaba sana, pero se fue. Lo mejor, acostarme a dormir la siesta y seguir derecho… Lo único que espero; que no me pase acá..." Golpeó el volante para completar la idea, mientras el auto corría a más de ochenta kilómetros por hora por una de las calles mas transitadas de la ciudad. Me imaginé a esa velocidad y un conductor muerto.

Traté de cambiar de tema, recurriendo a temas más placenteros como viajes y lugares para visitar. El slalom demente continuaba.

Llegamos a destino. Pedí el ticket, pero nunca llegó a entregármelo.

9 comentarios:

amaliovilla dijo...

viajando con la muerte! y a toda velocidad...

me quedé sin aire.

Juan Carlos dijo...

¿habrá hablado así con todos o solo con vos?

Darío dijo...

Dos cosas positivas: llegaste a destino sano y salvo, y viajaste gratis!!

Camilo dijo...

Amalio: Tal cual, un momento para poner a prueba el antitranspirante! Adrenalina pura.

Juan Carlos: No lo se... tal vez lo haya sido con todos. Ahora, desnudando la construcción del cuento, se trata con excepción del último párrafo de una anécdota real, vivida hace unos pocos días. Te cuento que transpiré "bulucas", en serio. El final del cuento es un giro para jugar con el lector y convertirlo en microficción.

Darío: Llegué a destino. En el caso del personaje, digamos que si, que viajó gratis. En la versión real, tuve que pagar igual, sin importar el sufrimiento.

Gracias por darse una vuelta y dejar sus comentarios!

Yoni Bigud dijo...

Lo que se dice un profeta. No me lo va a negar.

Muy bueno.

Un saludo.

E1000luz dijo...

Un flash.....
Asi de corta y larga puede ser la vida y la muerte...

Que estaremos esperando para vivi???

Muy buen relato...

BEsos.-

Camilo dijo...

Yoni: imposible negar, che. Predijo la peor de las noticias. Una làstima.

Emi: No puedo màs que saludar tu comentario. Brindo por la vida. Disfrutemos cada minuto. Es más, me voy a abrir una buena botella de Malbec y vuelvo.

Saludos y gracias por pasar!

Jackeline dijo...

Hola
Excelente tu blog, muy bueno, te felicito. Te animo seguir adelante.
Me encantaría contar con tu blog en un directorio que poseo.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackiesj0801@hotmail.com
Te deseo mucho éxito con tu blog.
Un saludo y un beso
Jackie

Camilo dijo...

Gracias Jackeline.