domingo, 25 de mayo de 2008

Calavera

Caminó lentamente sobre el piso de madera sosteniendo el cráneo entre sus manos. Lo observó detenidamente, como intentando escudriñar los secretos de su propietario. Dejó la calavera sobre una pequeña mesa; se alejó un paso y agachándose se ubicó a la misma altura del objeto que lo obsesionaba. Observó las cuencas, vacías y oscuras. En ellas podía estar la respuesta que buscaba. En ellas pensaba encontrar el valor que necesitaba. Frunció el entrecejo, esforzando la vista y su imaginación, pero sin resultado. El color del hueso llamó su atención. Decolorado y desgastado por el tiempo. Pensó en la causa de la muerte, intrigante como la parca misma. Notó que los pómulos se veían más generosos de lo normal. Circuló a su alrededor, cargado de preguntas e indecisiones. El futuro estaba al alcance de su mano aunque no se sentía en condiciones de aprovecharlo. Volvió a tomar la calavera en sus manos y lo tomó con fuerza por detrás de la nuca. Lo apretó con fuerza como si fuera capaz de hacerlo estallar. Las lágrimas se agolparon en sus ojos, el calor subió por su pecho. No podía recordar la letra. Maldijo a Shakespeare y a Hamlet por el tormento.

6 comentarios:

Dayana dijo...

Excelente, manejaste muy bien la tensión hasta el final del cuento.

Camilo dijo...

Gracias Dayana!
Sigo practicando... veremos como sigue el experimento.

Gracias por pasar y dejer tu huella.

Lisandro Guzmán dijo...

Excelentes tus cuentos. En mi humilde blog también estuve practicando la idea de escribir relatos cortos. Son mi pasión. Te paso mi link www.loquesea2008.blogspot.com

Camilo dijo...

Hola Lisandro! Me alegro mucho que te hayan gustado. Yque bueno que te hayas decidido a escribir tus propios relatos. Excelente! Luego paso a dejar mi huella.
Saludos.

Vill Gates dijo...

Muy bueno, el final es clave.
Creo que los cuentos cortos nos van haciendo cancheros con los finales inesperados.
Muy buen relato.

Camilo dijo...

Vill, estás en lo cierto. De hecho, es la razón de ser de este experimento. Aprender a no aburrir con tanta palabra y a crear giros que entretengan y asombren al lector.
Gracias por dejar tu huella!