viernes, 7 de marzo de 2008

Crónicas de un taxista: Secuestro

Hoy cargué a dos turistas en el aeropuerto. Dos gringos. Alemanes, creo. Querían ir al centro. Vienen con los bolsillos llenos de euros y se creen dueños del mundo. ¡Infelices! Ni se imaginan lo que es vivir acá. Creen que todo paseos, estancias y paisajes. No ven la pobreza y a la gente muriéndose de hambre. ¡Estoy harto! Me carcome la mente que no se haga nada por cambiar esa realidad. Por eso preparé el auto para este día. Por supuesto que no los llevé al centro. En cambio, fui al sur, donde la realidad es diferente de lo que ellos esperan. Allí la verdad te golpea en la cara, despiadada. No hay decorados, ni escenarios preparados para turistas. La vieja fue nerviosa desde un principio, como si intuyera algo. El viejo cayó en la cuenta mucho más tarde, pero se puso pesado e intentó ponerme una mano encima. En cuanto le mostré mi .38 se calmó. Nos metimos en una villa de emergencia. En ese momento el terror los desfiguró. Imaginaron lo peor. Al final los dejé en la terminal. Ya habían aprendido. Por mí no me preocupo. Ni el auto ni yo existimos. Segundo capítulo de la serie. Continúa aquí

10 comentarios:

Dayana dijo...

muy buen cuento!!!

Camilo dijo...

Gracias Dayana por tu comentario! Que bueno que te haya gustado.
Gracias por darte ua vuelta.
Saludos!

matias llorens dijo...

Primer comentario que hago en este proyecto....

Me gusto mucho el cuento...

Llegue vía copada.net... Dayana te lo copo y anduve votando....

Saludos!

Camilo dijo...

Gracias por pasar Matías! Dayana se copó con el proyecto y lo mandó a copada!
Gracias por votarlo.
Espero que vuelvas.
Saludos!

Miz dijo...

Que cuento de mierda, ojala algun dia te vayas contento de vacaciones y te pase eso.

Camilo dijo...

Miz, que lástima que no te gusto el cuento. Me gustaría que hubieras escrito un poco más respecto a que es lo que no te gustó.
Si se trata del contenido, no te preocupes, es sólo un cuento. Tal vez te ayude leer el otro de la serie del crónicas de un taxista, pronto publicaré otros de la misma serie.
Saludos y gracias por criticar.

Pulpo dijo...

Camilo...
Me gustó mucho la idea del cuento, aunque, en honor a la sinceridad y al pedido de críticas constructivas que me hiciste, sentí que el final llegó un poco apurado, como si las 2 centenas te corrieran un poquito.
En definitiva, me gustó el cuento, pero hay otros escritos tuyos que me han gustado más.
Abrazos

Camilo dijo...

Gracias Pulpo por tu comentario y crítica constructiva.
No hay nada más útil que este tipo de mensajes para alguien que está aprendiendo a crear.
Puede que haya sentido la presión de las doscientas palabras. Es verdad.
Voy a revisarlo para ver si es posible suavisarle el final.
Un abrazo y Gracias!

Dayana dijo...

Camilo, miz es tu primer troll, ponete contento!!! es el primer paso a la fama blogger :D

Camilo dijo...

No lo puedo creer!
Tengo mi primer troll!!!
Ahora si me siento un blogger...
Gracias Dayana por hacerme notar tan importante hito.