jueves, 9 de febrero de 2017

Secretos


Sentado sobre éste frío banco de concreto me cierro en los sonidos del inicio de otro día. La maravillosa iluminación de esos primeros rayos de sol engrandecen el escenario. Los autos parecen marchar en sincronía y las personas se ven como si fueran parte de un set de filmación.
Bebo el café directamente del vaso térmico. El corte con ginebra le agrega cierto matiz. Me concentro en un tipo que a pocos metros lucha por introducir la tarjeta en el cajero automático. Le calculo algo más de sesenta y una vida serena. Un bigote amplio y bien recortado que indica que no teme a mostrar su edad. Su pelo ensortijado lo confirma. También forcejea con lo que parece ser un cuaderno. Me pregunto que tendrá anotado.
Quién sabe si es la clave de su cuenta o la lista de transferencias a realizar fruto de vaya a saber qué maniobra poco ética. El hombre sigue tecleando y leyendo. El mundo es un misterio. Apenas conocemos una fracción minúscula de lo que ocurre a nuestra alrededor. 
Expulso con fuerza aire por la nariz en repudio a mis propios pensamientos. Le doy otro sorbo al café y disfruto por un instante de la caricia del sol. Todos tenemos secretos. Poniéndome de pie con cierta dificultad, camino tras los pasos del hombre.