viernes, 16 de julio de 2010

Sólo soy un Nerd

No, no tiene que sentido que te lo explique, no lo vas a entender, cabezón. Digamos que el modelo matemático que estaba probando me abrió una de las puertas traseras de los servidores de la CIA. Hasta ahora, lo más interesante que vi fueron los satélites espías. Hace desde ayer que estoy dedicándome a espiar gente!

No te das una idea del nivel de detalle. ¡Zarpado! Yo pensaba que las películas exageraban, pero la verdad es que somos unos ingenuos. Creemos que nos muestran el futuro, mientras no hacen otra cosa que mantenernos en el pasado como a niños ignorantes.

De alguna manera, estos tipos se las ingeniaron para eliminar las restricciones de la “vista desde arriba”, calculo que deben haberlo logrado redireccionando las cámaras y aumentando su potencia, para lograr un ángulo ligeramente inclinado, logrando que los rostros se vean con una nitidez asombrosa,

¿Los cuerpos? Ni te cuento. Hacé de cuenta que estás sacándole una foto con una buena cámara a 10 metros. Perfectos. Incluso logré activar un módulo de sonido. Me da la impresión que funciona con láser, en este momento estoy aprendiendo a configurarlo.

¿Sabés que? Tengo en este momento tu casa en primer plano. Salí a la calle.

¡Ja! Te veo, pibe. Desde acá tu pelada reluce... no importa cuanto la quieras esconder... Pará un segundo. Tapá el micrófono del teléfono y decí algo... ahora.

¡Si! Seguro, tu hermana no opina lo mismo... ¡Jajajaja! ¿Viste que loco? Ya le estoy agarrando la mano. Hay que configurar la amplitud de la fuente. Cruzate a casa. Vení para acá que te sigo. Con el satélite. Mientras tanto seguí hablando.

Pará, pará un poco que pierdo la onda. Es el rango, lo tengo muy restringido. Lo voy a ampliar un poco... a ver...

¿Cómo?

¿Ahora? ¿Ahora qué? Vos dijiste eso? ¿Che, quiénes son esos pibes atrás tuyo? ¡Charly! ¡Charly! No veo nada.