martes, 19 de agosto de 2008

El Bar

Recostado en el inmenso sillón de cuero me dediqué a jugar con la imaginación, tratando de adivinar quién era cada uno de los desconocidos que me rodeaban. Es extraño estar solo en medio de tanta gente, observando. Aunque... debo reconocer que mi mayor preocupación del momento era volver a la barra por otro Vodka. En ese momento sentí la mirada, sostenida y penetrante. No había duda que ella me miraba. Al lo lejos en medio del humo y la multitud alcoholizada la mujer sostenía su mirada. Entre anestesiado y halagado, volví los ojos hacia ella varias veces, tratando de confirmar si era yo el objetivo. Estaba sola y no parecía esperar a nadie. Buscando, tal vez. Seguí observándola. Sostenía un cóctel a medio beber. Sonreí, satisfecho por mi buena suerte. Nuestros ojos se encontraron. Ella sostuvo la mirada y sin dudarlo imité su estrategia. Debí contenerme para evitar correr rumbo a ella. Parecía una sirena, invitándome a lo desconocido. Con movimientos felinos, abandonó el sillón y caminó hacia mi. Miré la hora. Respiré hondo. Ella no tenía idea de quién quién era mi empleador. En una hora tendría las pruebas y tres mil pesos más en el banco.

11 comentarios:

Diego Fonseca dijo...

Buena idea, Cam.
Buen pibe. Y barato.
Abrazo.

Camilo dijo...

Viste que es posible conseguir un buen servicio a un precio razonable?
Como bien dijiste. El pibe es bueno y barato.
Gracias por pasar, Diego.
Un abrazo.

Vill Gates dijo...

Caro... muy caro.
Por lo menos ella habrá pagado su cóctel no?

Camilo dijo...

No es muy caro si el marido se ahorra unos mangos en el divorcio, no? ;)
En cuanto al cóctel, no pude averiguar nada, em maistro tuvo que correr porque la mina lo buscaba.

Un abrazo,

Ivanov dijo...

me cuesta asociar el sexo y el dinero

Camilo dijo...

No es cuestión de asociarlos Ivanov, algunos prefieren sólo disfrutarlos.
Otros en cambio lo usan en su beneficio.
Otros, como en este caso, pierden el uno por el otro.

nehuatl dijo...

Lo siento, no he entendido el final, no creo que sea solo prostitución o una relación sexo - dinero. ¿Me equivoco?

Camilo dijo...

Tal como decís,nehuatl. Nada tiene que ver con eso.
Si lees con cuidado, el pultimo párrafo nos muestra algo más que prostitución.
El tipo está siguiendo a la mina. Por encargo. Juntando pruebas.
La buena suerte que tuvo es que ella se lo hizo más fácil.
Gracias por pasar.
Saludos.

nehuatl dijo...

¿El la esta utilizando a ella y ella cree que lo esta utilizando a el? Asombroso.

mm...si producciones. dijo...

¡Hola, Camilo! Me gustó el relato. Me despertó la idea de que cuando comienza una relación con otra intención, no tiene mucha continuación.
¡Buen blog!
¡Adios!

Camilo dijo...

Tal como decís, si producciones, este es sólo un ejemplo de aquellas relaciones que comienzan (y terminan) con motivos ulteriores y que por supuesto no tienen futuro.
Me alegro que te guste el blog.
Gracias por pasar!